ACCIÓN DEL TIMÓN DE UN BARCO. EVOLUCIÓN Y GOBIERNO

La evolución y gobierno de un barco se obtiene mediante el empleo del timón, pieza ya descrita con anterioridad. Acción del timón en la marcha avante

Cuando una embarcación navega marcha avante y su timón se encuentra en el plano diametral (a la vía), éste no produce efectos evolutivos, ya que los filetes líquidos corren paralelos a sus caras, no sufren desviación y tan solo aumentan la resistencia al avance, por fricción.

Si en una embarcación con arrancada avante se aparta el timón de la línea de crujía un determinado ángulo, tal como aparece en la figura, las distintas moléculas de agua, al incidir sobre la superficie de la pala, dan como resultante una fuerza P con- traria a la dirección de avance y cuyo punto de aplicación o se encuentra sobre la propia pala. La fuerza P se descompone según la dirección de la pala y la perpendicular a la misma, dando lugar a las componentes Pr y Pn.

La Pr, también llamada componente de resbalamiento, hace que las moléculas de agua sigan el contorno de la pala, y la componente Pn, también llamada presión normal, es la fuerza que da lugar a la evolución del velero Si en G, centro de gravedad de la embarcación, aplicamos dos fuerzas iguales y contrarias, una de las cuales tenga la misma intensidad y dirección que Pn, llamadas +Pn y Pn, entre Pn y +Pn se produce un par de fuerzas, llamado par de evolución, cuyo valor es el producto de la fuerza Pn por el brazo d. Al objeto de hacer grande el valor del momento, a igualdad de superficie de pala, el timón está situado tan a popa de la embarcación como sea posible, haciendo crecer el valor de d. La otra fuerza Pn, podemos descomponerla según las direcciones proa popa y babor estribor, dando lugar a PV y Pt. La fuerza Pv frena la embarcación, efecto éste que se produce al meter el timón. La componente Pt, hace que la embarcación se desplace lateralmente, efecto que se conoce por rabeo Como resumen de lo anterior, cuando en una embarcación con arrancada avante se mete el timón a una banda se producen los siguientes efectos:

1.- Una pérdida de velocidad 2.- La proa cae a la misma banda de metida de timón. 3.- La embarcación se desplaza lateralmente hacia la banda contraria a la de metida del timón. 4.- Se produce una escora debido a que G y O no tienen porqué estar en el mismo plano horizontal. Acción del timón en la marcha atrás. Una embarcación, con arrancada atrás y su timón a la vía, no sufre ningún efecto evolutivo por acción del timón, dado que, tal como ocurría con arrancada avante, los filetes de agua discurren paralelos a la pala, teniendo solamente un efecto de aumento de la resistencia por fricción. Al meter el timón a una banda, las moléculas de agua ahora inciden sobre la pala por su cara de popa, dando lugar a fuerzas similares a las exp cadas con arrancada avante. Como resultado de las mismas se producen los siguientes efectos: 1.- Pérdida de velocidad atrás. 2.- Caída de la proa a la banda contraria a la metida del timón. 3.- Desplazamiento lateral de la embarcación hacia la misma banda de la metida. 4.- Escora. El ángulo máximo de metida del timón con el cual se consigue una evolución más efectiva es de 35 grados, aproximadamente. Con un ángulo de metida mayor se disminuye sensiblemente el par de evolución, aumentando considerablemente el valor de la resistencia.

Evolución y gobierno en embarcaciones dotadas de fueraborda.

En una embarcación propulsada por medio de un motor fueraborda, los efectos evolutivos se consiguen a través de la propulsión, ya que la corriente de expulsión de dirige a voluntad con la orientación que se proporciona a la hélice. En la marcha avante a proa cae hacia la misma banda a que se mete la hélice, y en marcha atrás, a la banda contraria. Los efectos de escora debidos a la evolución, en este tipo de embarcaciones, tienen mucha más importancia que en las que se consigue la evolu ción por medio del timón.

Deja un comentario