No todo lo que brilla, es oro, puede ser plata también

El modernismo no siempre lo es todo, a veces la sencillez marca la diferencia, pero si a esa sencillez, le agregamos un poco de modestia como un acabado dorado (oro viejo), en un diseño consistente en mesa de encimera para colocar una pila inserta como lavabo, con puertas de polilaminado y encimera de cristal negro. Todo esto lo puedes encontrar en la Novely.

Una mesa clásica

El modelo es más tradicionalista que moderno, es una mesa con patas pegada a la pared, que de fondo lleva un color gris brillante que destaca por la combinación de azulejos y forma un rectángulo sin marco, con bordes lisos. En ella se sostiene un espejo grande y cuadrado a cuyos laterales se muestran dos ribetes también de color oro envejecido, con un cabecero negro de cristal, que lleva la retroiluminación.

Las patas también tienen acabado en el mismo color de la mesa, el cual podría variar a color bronce en todo el juego. No tiene gavetero, pero si una portezuela central que abre hacia adelante en forma de puente para formar al abrirse, una plataforma, de modo que se haga fácil acomodarlo todo en su interior.

La belleza de la plata en el baño

Este diseño es un poco más atrevido y rayando en lo moderno, se forma una especie de stand, que asemeja una “L” invertida y con la cenefa saliente que lleva la iluminación. El tirador es elaborado en ALUX, la mesa de encimera está suspendida y fija a la pared. Su superficie es de granito negro y el acabado de la mesa es plateado, tiene puerta extraíble central y el lavabo no está incrustado sino sobrepuesto, es una pila triangular coronada por un grifo de palanca también plateada y un espejo con iluminación a su lateral izquierdo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *