Un desguace de la cabeza a los pies

¿Qué ocurre cuando te despiden de un trabajo en el que has estado prácticamente toda la vida?, pues que te quedas en un estado de shock profundo sin saber exactamente lo que va a ser de ti. Y es que es precisamente lo que nos ha pasado a muchos españoles que por culpa de la crisis y sus recortes nos hemos quedado con una mano delante y otra detrás al despedirnos de un trabajo que llevábamos haciendo buena parte de nuestra vida. Claro te das cuenta que ya tienes una edad en la que resulta muy difícil encontrar trabajo, una edad en la que ya no contratan, así como así, de hecho, no es que lo diga yo es que lo dicen las estadísticas que la mayoría de personas de mediana edad ya no consiguen un trabajo estable o por lo menos no enseguida. Por ello es importante no dejar de moverse ir de un lado a otro sin parar y a las malas no queda más remedio que lanzarse a la aventura en busca de una solución más eficaz, por lo menos una que lleve dinero a casa y en mi situación fue la de hacerme autónomo comprarme un camión e irme de camionero.

Así a simple vista puede ser una locura, pero creo que cualquiera en mi situación hubiera hecho lo mismo, ya que ver cómo mes tras mes entra lo justo y menos en tu casa te hace agarrarte a un clavo ardiendo en cuanto tienes la oportunidad. La verdad es que parecía un tanto arriesgado sobre todo sabiendo que era yo quien debía poner el vehículo en cuestión, te supone un problema porque un camión precisamente barato no es y te ves en la tesitura de tener que comprar uno si de verdad quieres ponerte a trabajar, en principio quise mirar la posibilidad de comprar uno nuevo, pero los precios y la poca ayuda de los bancos me hicieron retroceder de la misma manera que había avanzado, así que intenté buscar otra solución ya que le tiempo se me echaba encima, hasta que me hablaron de desguacescasquero un sitio especializado precisamente en camiones donde podía encontrar un camión de ocasión en muy buen estado y a muy buen precio, y así fue como conseguí uno, inclusive los recambios para él en el caso de tener algún problema.

A día de hoy sigo trabajando de camionero contento y con la tranquilidad de saber que me respalda un desguace de la cabeza a los pies.