ATRACADAS Y DESATRACADAS DE UN BARCO  CON VIENTO Y CORRIENTE:

La existencia de viento y/o corriente, que en principio puede hacer más difíciles las maniobras, debe ser aprovechada de modo que ayude a realizarlas. Siempre que el viento y la corriente no actúen sobre los barcos de pesca en la misma dirección, consideraremos solamente aquel de ambos factores que prevalezca Cuando sea posible, elegiremos la maniobra que lleve el factor que prevalezca por la proa. Si fondeamos o amarramos a un muerto, la embarcación se aproará al factor que prevalezca. cuando una embarcación pierde su arrancada generalmente tiende a atravesarse al viento. Generalmente al dar atrás, la popa en busca del viento

Todo lo anteriormente expuesto debe ser tenido en cuenta a la hora de planificar y ejecutar cualquier maniobra con viento y/o corriente.

MANIOBRA PARA ABARLOARSE A OTRA EMBARCACIÓN

Esta maniobra no difiere de las de atraque de costado con cualquier tipo de embarcación, si bien debe tenerse en cuenta lo siguiente: Si la maniobra de abarloamiento se realiza a una embarcación que no esté ni fondeada ni atracada, ésta deberá navegar proa al viento con la menor arrancada posible. Los primeros cabos a dar son el largo de proa y el spring de popa. Si la embarcación está atracada, al finalizar la operación de amarre a la misma deberán darse largos a tierra, al objeto de que por efecto del viento y/o la corriente, el conjunto de barcos abarloados no pueda desplazarse. se tendrá en cuenta que la obligación de poner amarras y dar los cabos corresponde a la embarcación que se abarloa.

Deja un comentario