Los materiales mas baratos

Cuando llegamos a estas alturas del año, nos ponemos a recordad como ha sido el curso, esto lo hacemos lo profesores y los padres con hijos en edad escolar, si echamos la vista atrás nos damos cuenta de todo lo que gastamos en materiales durante el curso, porque no solo es la compra del material escolar que efectuamos a principios de curso es un no parar de artículos de papelería que vamos adquiriendo durante todo el año, si quieres encontrar lo mejor al mejor precio visita el siguiente enlace.

Todos los niños necesitan un sinfín de cosas para el cole, y no hablo de los cuadernos y los libros, hablo de otros artículos que según ellos son imprescindibles, y que deben llevar no porque lo diga el profesor si no porque lo lleva fulanita o lo tiene menganito. Todas estas cosas son si me permiten la expresión chuminadas de verano, es decir, ¿dará igual que la portada del cuaderno tenga estrellitas que al mirarla al tras luz ves un unicornio de color morado mientras de fondo aparece un arco iris? O ¿para qué quieres un sacapuntas con un compartimento que lleva una luz laser que convierte en gnomos a todos lo que lo miran? Todas estas tonterías son las que desbarajustan el gasto en material escolar, los niños solo necesitan los libros los cuadernos un estuche y las ganas de aprender y estudiar, lo demás sobra.

Y no es que lo diga yo, es que es una verdad como un templo, que los niños se distraen con una mosca imaginaos si llevan a clase uno de esos artilugios llenos de sensores y chip que consiguen que lluevan gominolas, el desastre total.

Una cosa está clara, en ocasiones somos peor los padres que los niños, y en nuestro propósito porque no les falte de nada nos aferramos a que deben tener de todo y si tu amiguita lo tiene pues tu también y su Pedrito lo cambia pues tu también y así un suma y sigue de cosas que hacemos por el bien de nuestros hijos o por lo menos eso es lo que nos decimos, yo creo que lo hacemos por nosotros mismos, porque no digan las demás mamas que tu no lo llevas o por que las apariencias nos importan más que realmente lo que es lo importante, la formación de nuestros hijos en la edad escolar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *